sábado, 23 de junio de 2007

Best-Seller

El pequeño orificio por el que vemos el mundo a diario (por lo menos en mi caso), nos impide muchas veces apreciarlo a plenitud, sin tener que trasladarnos físicamente a ninguna parte.

Sera ese afán de conocer, lo que convierte una novela en universal, lo mágico que puede llegar a ser para alguien criado en Berlín, un relato cotidiano escrito por alguien criado en Ciénaga, Barranquilla, Luruaco, El Copey, San Marcos, Maicao o Sahagún; a pesar de eso, sin embargo puede llegar a convertirse en lo que solemos llamar un Best-Seller.

Debo confesar ruborizado que la mayor parte de mi vida hasta la fecha Best-Seller trajo a mi mente ideas de grandes libros o películas creados por seres casi sobrenaturales que en medio de su brillantez lograron una sesuda impresión de su grandeza. Hombres contemporáneos para cualquier época que para bien de la humanidad lograron que los demás apreciaran sus grandes obras maestras que servirían de horizonte para las próximas generaciones.

Pero resulta que mi apreciación se debía a mi estruendosa ignorancia del ingles y el asunto se resumía simplemente a best = mejor, seller = vendedor (a). Algo así como el mejor vendido, léase bien, nadie dijo mejor escrito, dirigido o concebido, solo vendido.

Esto llego a mi mente como una revelación, la misma que tuve cuando supe que spring significaba primavera y no el apellido de un gringo que le heredo a alguien una fabrica de zapatos y colchones.

Demasiado para un solo día…..me sobresalto entonces la idea de que hasta un libro tan superficial como los de Isabela Santo domingo podrían ser catalogados sin el menor asomo de burla como un best-Seller, mejor dicho cualquier porquería de este mundo globalizado en el que la gente suele hacer lo que alguien mas le señala y no los designios de su corazón, con altos niveles de venta se convertiría en un best-Seller.
Toda una afrenta a mi concepción del término que me obligaba a replantear en forma brutal mis exiguos conocimientos de literatura. Me sucedió como al hombre que pierde la mitad de su fortuna al morir uno de sus pollos porque en sus activos contaba solo con dos.
Quien sabe cuantas estupideces mas no habre dicho o creido por tan deliberada, despectiva e ignorante forma con que siempre observe el idioma ingles, porque me parecía una forma adicional de colonización y no entendía las ventajas de comprenderlo y mejor aun de dominarlo, sacando ventaja precisamente de la forma despectiva e ignorante con que los gringos todavía (según estadísticas) se niegan a aprender no solo el Español, si no, cualquier lengua distinta a la propia.

Ahora me detengo a pensar ¿sera que nadie se tomo la molestia de explicarme que los métodos de inventario LIFO (last in, first out) y FIFO (first in, first out) eran siglas en ingles; o que en el beisbol correr a home, batear de home run y demás términos estaban en ingles y no eran acertijos que debia repetir como loro? me habría ahorrado demasiados exabruptos.
Ya me pinto diciendo “el ratón Mickey mouse, donde está mi blue jeans azul…" en fin, nunca es tarde y nunca deja de sorprendernos lo atrevida y divertida que puede llegar a ser la ignorancia….por fortuna!

3 comentarios:

Calixto Avila dijo...

Muy bueno el artículo Leo, me divertí leyéndolo. Y comparto la apeciación de que cualquier bazofia escrita puede venderse en cantidades industriales, como el libro de la Santodomingo. Lo que pasa es que ella es buena vendedora, y no una excelente escritora de libros.

PA.JO.DE.R.TE.BARRANQUILLA dijo...

Saludos:
Te invitamos a ver nuestro blog, dedicado a la ciudad, también. Pero no a la de alegrías y fiestas, sino a la ciudad escondida, que todos conocemos pero que omitimos siempre.

www(punto)pajodertebarranquilla(punto)blogspot(punto)com

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.