sábado, 21 de marzo de 2009

La feliz coincidencia de amor y sexo

En nuestro excéntrico mundo, donde en forma implacable nos deshumanizamos cada vez más, donde somos capaces de enorgullecernos por haber participado en una orgía pero nos avergüenza reconocer estar enamorados. En este absurdo disparate es cada vez mas extraño hablar de nuestros sentimientos y sensaciones, pero no por eso dejan de existir para hacernos sentir plenos y conscientes de estar REALMENTE vivos.

Ver como brotaban lágrimas de una mujer mientras hacíamos el amor me produjo tal confusión que en vez de considerarlo una dimensión desconocida del encantador e inmenso umbral de sensibilidad del que son capaces las mujeres, me pareció una desmedida exhibición de destreza actoral. Hasta que lo viví en carne propia, ese día si que me sorprendió (y no me avergonzó) verme derramando lagrimas sin motivo aparente con solo (solo?) un beso, que sumadas tal vez media docena de cervezas y la maravillosa mujer responsable, no parecía que fuera para tanto.

Si me lo hubiesen contado no lo habría creído y en mi mente se habrían construido irremediablemente las mas imprudentes conjeturas…pero vivirlo es otra cosa; es alcanzar el techo del placer, es llegar al sitio de donde no quisiera salir, hasta el punto de considerar el volver a reconocer haber tenido un orgasmo hasta experimentar algo semejante. Es como llorar de felicidad, es perder el control de los sentimientos, ya de por si incontrolables. Es sentirse indefenso, vulnerable, feliz y tan sensible como no imagine que fuera posible algún día, por lo menos siendo todavía heterosexual (MACHO) pero que va, definitivamente hay mucho por vivir y todos los días….la vida nunca pierde la magia de sorprendernos, por fortuna.

Desde entonces pude comprender porque hay quienes confunden o si quiera relacionan amor con sexo, dos fenómenos tan distintos como dinero y felicidad. Si bien es cierto que uno facilita alcanzar el otro, se parecen bastante y quisiéramos saberlos indisolubles, no tienen nada que ver el uno con el otro, seguirlo negando es un camino seguro a la frustración y al trillado “sentirse utilizado”. Pero negocios son negocios y amistad es amistad, o al pan pan y al vino vino, rezan los viejos adagios populares.

Porque a decir verdad no estaba enamorado cuando me ocurrió y tampoco estaba haciendo el amor, solo (solo?) era un beso. El amor no deja de ser maravilloso porque desaparezca el sexo, como tampoco es cierto que el sexo sin amor no pueda llegar a ser satisfactorio; como pretende ese tabú arraigado con años de represión y sometimiento de madres a hijas, de generación en generación que ha logrado impedir en honor a la moral que muchos (especialmente muchas) logren disfrutar del sexo…digamos…mientras llega el amor y también cuando el amor desaparece. Porque si, aunque se acabe el amor se puede seguir disfrutando de ese maravilloso complemento llamado sexo, o mejor buen sexo, sustento de muchos hogares y relaciones de todo tipo que aseguran el equilibrio emocional y físico de la humanidad. Tantos años de evolucion pudieron prescindir de alguno de los dos, pero siguen ahi por que son el complemento perfecto, porque son necesarios. Una vida sin sexo y sin amor o por lo menos sin alguno de los dos debe ser muy aburrida y dificil.

Si el amor fuera requisito indispensable para el sexo, disfrutaríamos muy poco de semejante regalo de la naturaleza, a menos que nos enamoremos una vez en la vida y por siempre o todos los días….considero mejor enamorarse cada vez que hacemos el amor…o mejor dicho, hacerlo siempre como si estuviésemos enamorados….

La feliz coincidencia de amor y sexo es un verdadero privilegio (paradigma?) digno de disfrutar, pero si “toca” disfrutarlos por separado no existe razón alguna para estar inconforme. Y si de escoger se trata, puedo asegurar que ni el mejor sexo del mundo, incluso capaz de llevarte a las lagrimas puede siquiera asemejarse al amor. De seguro el sexo no ha inspirado tanta poesía como el amor y siempre es más rico decir como la canción: me tienes acelerado el corazón….

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola leo , como es ats creo que El amor es una cosa muy seriosa mas de lo que os pensais pero la jente qeu no lo demuestra se miente a si mismo.
xD este argumento es mui pocio utilizado
solo se que con el amor no se juega el amor no esta toda la vida solo esta si tu lo quieres
gracias por lert mi comentarios
lili cuidate..

Lucas dijo...

Llave, no ha debido abandonar el blog... de verdad que escribe muy chevere!